dijous, 28 de gener de 2010

ANGELS - ANGELES

¿QUE SE PUEDE PEDIR A LOS ANGELES? No hay limitación, se puede pedir cualquier cosa que necesitemos, tanto de caracter material, mental o espiritual, con la confianza de que nos serán concedidos. “Todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis”, siempre que su consecución sea positiva para nosotros y no perjudique a nadie Al efectuar la petición estamos dando el primer paso que pone en marcha todo el mecanismo. Podemos solicitar su guía y su opinión sobre alguna decisión que debemos tomar y sobre la que tengamos ciertas dudas, en estos casos tenemos que estar atentos a la INTUICION, ya que su respuesta nos llegará posiblemente a través de ella o de los sueños. Especial atención hay que dedicar a las coincidencias, pues muchas veces es así como ellos nos indican su parecer. Podemos pedir cualquier tipo de bienes, para familiares y amigos, pero en las peticiones de orden espiritual es donde su ayuda es más efectiva. En realidad solo el individuo puede superarse a sí mismo, no es posible la ayuda exterior, pero los Ángeles están tanto dentro como fuera, son como pensamientos participando de algún modo de nuestra naturaleza. Nuestro largo peregrinar por los mundos físico y espiritual tiene una finalidad única: hacernos recobrar la pérdida de conciencia de que somos hijos de Dios, de que somos Dios. Los Ángeles también son Dios, pero evidentemente están menos desconectados que nosotros. No existe límite alguno para que podamos pedir, si bien únicamente se nos concederá en tanto no perjudique ni dañe a ninguno de los implicados.
LA INTUICION.- Son muchos los que contraponen la razón a la intuición, considerando a la primera como el origen de las ciencias y a la segunda como algo inexistente inventado por los místicos. Desde el momento en que efectuamos nuestra primera petición, nuestra intuición se agudizará y a través de ella recibiremos respuestas y avisos. Es importante que estemos alerta a fin de no dejar escapar tales comunicados. Como toda facultad humana, la intuición es susceptible de ser ejercitada y potenciada.
¿COMO AVERIGUAR EL NOMBRE DE TU ANGEL? Cada noche al ir a dormir, establece contacto con tu ángel, pidiéndole su ayuda durante el sueño, para los asuntos que en ese momento te preocupen cualquiera que sea su índole. Una noche pídele que si lo cree conveniente te revele su nombre para así poder dirigirte mejor a él y estrechar de este modo la unión ya existente entre ambos. Lo usual es que en sueños, o por la mañana al despertar, el nombre de tu ángel se manifieste clara y distintamente entre tu conciencia. Dale gracias y disponte a iniciar de nuevo un alegre y esperanzador día.